Tiempo Santander

Santoña



Santoña es una villa que se encuentra en la zona oriental de Cantabria,a unos 48 kilómetros de Santander. En la misma orientación que se encuentran el puerto pesquero y la nueva sección de puerto deportivo junto a las Marismas de Santoña, constituyente de una Reserva Natural. La tradición salazonera llega gracias al asentamiento de una colonia de productores italianos en el siglo XIX.

La historia de Santoña siempre ha estado estrechamente relacionada con el mar. Su puerto fue el primero de Cantabria en la conserva de pescado. La industria se basa principalmente en el atún y las anchoas famosas de aceite de oliva.
Santoña se puede dividir en dos zonas: el centro en el plano y la zona montañosa de Brusco y Buciero. La historia de la ciudad está conectada con el monasterio de Santa María del Puerto, que más tarde se convirtió en la iglesia románica de Santa María del Puerto. Fue construido entre los siglos XV Y XVII, Al igual que las casas del retablo de San Bartolomé, y las pinturas flamencas . Igualmente importantes son los fuertes militares alrededor de la montaña Buciero que demuestran la importancia estratégica del puerto. Condiciones razonables son las fortalezas de San Martín, San Carlos y Mazo, que también se llama fortaleza Napoleón.



Desde el jueves 1 de mayo hasta el domingo 4 de mayo se llevo cabo la XV Feria de la anchoa y conserva. Las mejores conservas del mar Cantábrico se podrán encontrar en la villa marinera de Santoña, aunque el mayor protagonismo de la feria se lo llevará la anchoa.



Si algo identifica la gastronomía cántabra son sus ricas anchoas. En salazón, ahumadas o en aceite de oliva están presentes a diario en nuestras mesas.
Con un chorrito de aceite, con pimientos rojos asados de Isla, con quesos frescos de Cantabria, en ensalada o con aguacate, todo un sin fin de platos que no dejan indiferente a nadie. Este año las anchoas de Cantabria fueron protagonistas en Madrid Fusión
No todas las anchoas son iguales y distinguirlas a veces no es fácil. Una buena anchoa del mar Cantábrico se diferencia del resto: por su color marrón – rosáceo, por su olor, por su sabor ligeramente salado. Pero es esa textura que adquiere el filete de anchoa de “carne tiesa masticable”, después del cuidado proceso de elaboración lo que la diferencia del resto.
Quince conserveras localizadas en la región se unen en una iniciativa privada para la constitución de un sello de calidad: “Santoña”, que garantiza al consumidor la compra de una anchoa de la variedad Engraulis Encrasicholus, sometida a un proceso de limpieza riguroso y tradicional en Cantabria.







Gracias por tu Colaboración

Share/Bookmark
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...